domingo, enero 27, 2008

DALILA DICE QUE VIO


DALILA dice que vio...

Ayer vi una mariposa que parecía una hoja oxidada del fresno.

Y vi las portulacas en flor que son las casitas de las abejas y una paloma posada en el jacarandá.

Después me puse a leer un libro sin figuras, con colores y letras.


Las historias que escribe Dalila...


La jirafa y el pájaro


Había una vez una jirafa que tenía manchas doradas.

A la jirafa le encantaba comer hojitas verdes de un árbol muy, muy alto.

Un día cuando caminaba tranquila se cruzó con un pájaro raro que era rosa con alas violeta.

La jirafa le enseñó al pájaro a pintar y a agarrar el lápiz y el pájaro le enseñó a volar.

Le dijo: -agitá las patas y volá. El cielo es azul





El telescopio y la pava



Había una vez un telescopio raro que era caminador.

Entró en una cocina y vio una pava sobre el fuego.

La pava le dijo hola y sacó humo por el pico.

Al telescopio le gustó y la invitó a ver la luna y las estrellas.

Esa noche comieron fideos y vieron a Venus.



El ratón y el paraguas azul

Había una vez un reluciente ratón que un día no se quiso bañar.

Por la chimenea de su casa caían gotitas de lluvia y él se molestaba porque el agua no le gustaba nada, nada.

Se le ocurrió taparse con un paraguas azul porque el azul le encantaba al ratón.

Pero el paraguas tenía agujeritos y de repente se dio cuenta de que el agua no era tan mala y se quiso mojar.

Salió a la lluvia con su paraguas agujereado y los dos se zambulleron en el agua del cordón de la vereda.





“La literatura como la infancia pone en cuestión la validez del mundo común”

Jorge Larrosa

Desde chiquita le gustó escuchar historias y poemas, inventarlos y ponerse sombreros. Es mi nieta Dalila. Ya cumplió seis años. Con sus textos y con su imagen quiero cerrar este ciclo de El procedimiento de la infancia, quizá por eso que dice Larrosa. Un ciclo que fue apenas un arrimo a un tema tan vasto y tan rico como es la poesía y los chicos. Reiterar mis gracias a Selva por este placer de formar parte de su blog y a todos los talleristas y poetas que generosamente me enviaron sus trabajos.

CONTINUARÁ

MIRTA COLANGELO

2 comentarios:

selva dijo...

Querida Mirta, gracias a vos por tu participación. Admiro tu creatividad, tu fuerza y ese estado de permanente poesía en el que pareces encontrarte. Me enseñaste muchas cosas en el transcurso del blog. Fundamentalmente, que la "verdadera poesía" no está en los blogs, ni siquiera en los libros, sino que fluye en la vida misma. Y estar cada vez más sensibles para reconocer que la poesía llegó, es un trabajo diario. Después, hay que observarla y cuidarla.
"Continuará", seguro.
Muy afectuosamente,
Selva

Laura Forchetti dijo...

Celebro que Mirta cierre su participaci�n en el blog con los textos de su nieta Dalila, probando, otra vez, que la poes�a se multiplica, va de mano en mano, de boca en boca, de sangre a sangre, y que de ella vivimos. Con la alegr�a y el placer de haber participado en el blog, les mando un gran abrazo a todos. Laura F.