domingo, enero 20, 2008

IMPLUVIUM


Más poemas de:

EDGARDO ZOTTO

3 comentarios:

selva dijo...

ALGUNAS CONSIDERACIONES PARA COMPARTIR CON LOS LECTORES DE ESTE BLOG:

Estuve pensando que este no es, definitivamente, un blog de recetas. Ya se sabe que no es posible receta alguna para escribir. Las preguntas "sencillas", "básicas" que un día se me ocurrieron, permitieron que una cantidad considerable de autores tuviesen entusiasmo o ánimo de enviar sus respuestas y que muchos poetas conocieran la obra de otros contemporáneos. En ese sentido, este proyecto considero que es un éxito.
Creo, también, que las respuestas dadas funcionan finalmente como "poemas por encargo". Y, seguramente, algunos son más bellos, inspirados o agudos que otros en sus consideraciones con relación a la poesía o al quehacer poético.
Una luz determinada, un papel en especial o la birome marca X no agregan fundamento alguno a la obra de un escritor. Aunque, no sé... habría que analizar un poco más la cuestión... de hecho hay muchas obras poéticas que sólo son la descripción de un procedimiento. El procedimiento es la obra.
No es el caso, sin duda, de todos los escritores que participaron en La Infancia del Procedimiento, pero muchos contaron con lujo de detalles el momento de escribir (¿real o ideal?)... e insisto, eso no dice acerca del contenido, pero sí habla de una capacidad lúdica, de una capacidad de crear belleza con datos aparentemente intrascendentes.
Por otra parte, pienso que está bien que el blog tenga un cierre. En dos o tres meses voy a terminar de subir el material que me han remitido los autores. No podía ser una experiencia a continuar sin límite... se hubiese tornado aburrida o previsible... y falsa o forzada con relación a mis expectativas.
La Infancia del procedimiento respondió a una necesidad interior y se inició desde un deseo sincero: conocer a más poetas, lo que se estaba escribiendo en la actualidad e interrogar a otras personas acerca de lo que yo misma me estaba interrogando. Misión cumplida. No hay más allá de este proyecto en sí. Es pura riqueza en sí mismo. Y termina acá. No soy ni promotora cultural, ni periodista, ni crítica de arte, y decir que uno es poeta, tal vez, es muy complicado de explicar... prefiero decir que me siento afín al arte y que a veces escribo.
En cuanto a las fotos de la infancia que enviaron los autores, creo que constituyen el tesoro del blog. La sensibilidad del proyecto reside en ese tesoro y me dan ganas de agradecer a las personas que buscaron en cajas, baúles, viejos archivos fotos para enviar. Gracias.
También pienso que en la selección del material, por sí o por no, nos podemos haber equivocado. Pero me parece que eso es inevitable en cualquier proyecto. Y esa "selección" es, definitivamente, relativa.
Ahora bien, si me preguntan qué es lo que yo aprendí con este proyecto.... que el camino es cada vez más hacia adentro de uno... transitar el silencio interior... leer, estudiar, crear, escribir, en principio para uno y sin que importe cuántos te lean, si te publican o no... el arte como experiencia...
Por otra parte, sigo pensando que el arte es una experiencia a la que sería deseable que accediera más gente... sin que importe si resulta de ese tránsito un "producto" publicable o de calidad artística...
Lo que seguro no resultó, por ahora, fue la conformación de un grupo de poetas para reunirse, leer y/o encarar otros proyectos colectivos... En la marcha me di cuenta de que eso era bastante difícil... no sólo tiene que haber afinidades, coincidencias ideológicas sino lazos afectivos... Y eso es una construcción que puede llevar años... Ahí, no sé si fracasé yo misma en lo personal, porque tal vez, no soy un ser tan sociable, o si vivimos en una sociedad compleja o sin tiempo... o si no hubo finalmente esas coincidencias con parte de la gente que se empezó a reunir en un principio... no lo sé, puede ser una mezcla de todo eso... De lo que sí estoy segura es que no me interesa relacionarme con la gente solo porque es muy aguda o inteligente, o escribe bonitos artículos. Tiene que haber afecto, ... en definitiva, tiene que haber onda... y eso no es tan fácil...
En fin, las cosas, finalmente, se dan si son valiosas y, fundamentalmente, sinceras.
Saludos cálidos
Selva

ana porrúa dijo...

Selva, yo te agradezco estar en la infancia del procedimiento, y sobre todo poder leer los poemas de otros y más aún lo que dicen sobre sus formas de escribir. Creo que es un proyecto que construyó algo en este sentido y no sólo acumuló poesía, sino que dijo algo más. Celebro. Te felicito nuevamente, así como también a quienes hicieron sus secciones, Rita o Aguirre, por ejemplo.
Que la poesía nos siga reuniendo. Es una muy buena excusa.
Un abrazo, Ana Porrúa

selva dijo...

Gracias, Ana, tu mensaje reconforta.
Me alegra mucho que estés en este blog como autora y también tener la posibilidad de contar con tu mirada sobre el trabajo realizado.
Muy buen año para vos!
Selva