viernes, julio 13, 2007

FRANCISCO CANTAMUTTO


Creo que es difícil pensar en una ritología de la escritura personal. Como me parece de una importante inspiración mitológica la creación de determinadas imágenes. Por momentos oscilo entre intempestivas contra toda argucia de someter el procedimiento a la inteligibilidad y arrebatos contra la sensación de la suprema conexión. Ambos como legados (¿lejanos?) de un proyecto de la modernidad del cual me atrevo a desconfiar. Tal vez se pueda imaginar un justo camino medio, al mejor estilo Buda. Claro, el riesgo de caer en la Guerra de las Galaxias. Pero, caramba, ¡está en el epicentro de nuestras posibilidades!
Menos renegado y más cercano a responder a la propuesta, no puedo dejar de pensar una analogía con la termodinámica contemporánea: un equilibrio que aparece como estable, pero sobre el cual actúan fuerzas de distinto grado, dirección y sentido, que al cabo de un período –determinado por las fuerzas a que se somete- ensaya un cambio significativo, que puede dar lugar a un nuevo equilibrio cuasi-estable. Me resulta algo parecido: búsquedas que se cruzan, cuyos intereses no tienen una dirección absoluta y furibunda, sino más bien, sentidos y grados relacionales. Lecturas, miradas, discusiones –reales o no-, momentos. Sobre los que hay que dar cuenta: no digo que para el mundo, pero tal vez al menos para uno mismo. De alguna forma, me interpelo a lo largo del tiempo, y en ese ejercicio –con suerte- alguien más se siente tocado. Y aunque no pretendo enarbolar en mis líneas la voz de la Historia, no puedo dejar de reconocer la importancia en la búsqueda por los/as demás.
Tengo dudas –eso me parece lo fantástico, sentirme totalmente seguro me produce pánico- respecto de la potencialidad de esta materia escrita. Y una preocupación que tiene un halo de humanismo modelo siglo XVII: la especialización como modo de organización social es productivo, pero también nefasto sobre el sujeto. Las búsquedas suelen amalgamar vertientes teóricas heterogéneas, apropiaciones de experiencias y una postura inquisitiva ante el despliegue de tales oportunidades.
El punto de ebullición tiene marcas de estereotipo: hay sensaciones que se apabullan frente a algo, y de las cuales surge el primer intento de lo que acabará por poder ser un texto terminado. Hubo temporadas que el momento propicio lo buscaba en bares; otro tiempo aprovechaba el frío de la noche a la intemperie. También he recurrido a psicotrópicos más o menos permitidos, o me he dedicado al insomnio debido. Y los paseos y los trabajos a lo largo del lugar donde habito. Son etapas, complementarias o no. Pero van dando cuenta de diversas búsquedas que con diferente ímpetu voy recorriendo.
Una vez surgida la primera versión, como a los quesos, un tiempito no les viene mal. No demasiado, porque pierde su urgencia. No muy poco, porque no llega a decantar el gusto. Soy un mal corrector de mí mismo: necesito de las miradas de los otros (y las otras, claro). Luego de primeras revisiones, hacerlos circular, a veces se los puede leer en voz alta.
No siempre hay una sonoridad evidente en lo que escribo; muchas veces trato de ir contra eso. Y aunque las imágenes se crucen sin terminar de definirse con claridad, el tono confesional que suelo utilizar se ve tergiversado por múltiples operaciones que tratan de anular: la garantía de sentido en el autor (o sea, ¿yo?), la seguridad de la significación única, la plenitud de la comunicación, la ilusión de referencia. Casi como diciendo: si hay buena onda, esto puede caminar. Obviamente, hay un cierto cuidado en diversas elecciones que hacen a la construcción de un texto, especialmente en el intento por evitar ciertas interpretaciones, más que en la voluntad de asegurar una en particular. Eso aparece en la corrección, en la puesta en escena con los/as demás.


POEMAS DEL LIBRO "TRAYECTOS Y CIRCUNSTANCIAS DE EMANCIPACIÓN"

"¿se derramarán tus fuentes por las calles,
y tus corrientes de aguas por las plazas?"
Proverbios 5, 16

"... afianzar la justicia, consolidar la paz interior, proveer a la defensa común, promover el bienestar común y asegurar los beneficios de la libertad..."
Preámbulo de la Constitución Nacional Argentina

"Las nuevas voces creadas por el uso verbal y escrito."
Solapa del Diccionario de la Lengua Española Éxito

"Muchacho"
Sandro

Muchacho, que vas cantando
tus versos embelesado,
mira hacia todos lados
o te vas a tropezar

con tu tartamudeo
y con todos los demás.


[Nacimiento]
En el principio fue el Verbo
y del verbo Hacer (fuck/ere)
¿lo hacemos?
lo hicieron nomás, sin tanta meditación.

De los nebulosos días del Génesis,
aunque Phil Collins no sea Dios
como reza un graffitti en Thompson al principio (obviamente),
sólo debatirse entre las orillas del mundo,
ahogando de protección a quienes dentro estábamos
tan dispuestos a la expansión del vientre...
¡¡como la pancita de la provincia- capital!!

La diferencia radica en que los neonatocriollos
utilizamos la vagina para avizorar la pampa
y el Río de la Plata queda por encima del vientre.
Digamos o el sexo se le subió a la
o a pampa baja mesopotamia erecta
o

mi madre alumbró 4 hijos,
aunque a mí, particularmente, me tocó a oscuras
merced de los avanzados conocimientos en camuflaje
y ocultamiento de la época.
El río más ancho del mundo parió
y fue hecho parir
repetidas repetidísimas veces
de lo cual surgen las nociones básicas de kamasutra:
mesopotamía siempre erecta
el río más ancho y el vientre debajo
el Sur de pie al sur,
que de parado se goza más.

[la infancia]
Los primeros días transcurrieron
en busca de educandos y significantes
-para los alumbradores, claro está, y, a veces,
para los encandilados también.
Varios primos nacimos casi a la vez,
todos hinchando vientres reventando rebelando
no muy bien revelando
peleando no por amor a nuestros irremediables abuelos
sino entre los que clamaban abolengo y
los que clamaban una primacía.
En la variante más neonata, justamente, nada.
Ni nos calentaba, salvo estar.
Bien. y sin encandiladores indicando el camino brillante.
Pero padres tíos abuelos y amigos de cada cual
debatían cual de todos sería el más lindo el más grandote
el MÁS... más Sud/acá.
O sudallá porque había primos que no se iban a visitar.
con los que no se tenía que jugar.
Hijos de tíos que el resto de los tíos y padres coincidían
en obviar u odiar u obdviar, que es, básicamente, lo mismo.

Finalmente, ninguno se hizo cargo de hablar
como tenía que
y los tíos que decían yo los traduzco
decían como no había que
o tomaban las cosas en fierro
pero ninguno sabemos ahora cómo mierda
éramos entonces.

Yo, particularmente, hipercrecí mientras
veía todo mi mundo material esfumarse:
riqueza inconmensurable de la infancia más aún
herencia de magnificencia prenatal menos aún
lo que unos abuelos le afanaron a otros abuelos
menos aún
los abuelos ilusos mitosos y yanaconazgosos
que luchaban por al menos cobrar su jubilación
tras vidas de trabajo
que permitieron introducir en los genes una máxima:
la del mínimo esfuerzo.
ningún criollo es gaucho haragán:
la pampa alumbró, a fuerza de repetidas violaciones,
la primera noción de caguidalismo:
el esfuerzo incurrido por el cagado es tomado por el cagador en forma de plusvalía, generando la extracción de hijos primos nietos aunque retribuyéndole el mínimo de subsistencia para que genere así futuros no hijos primos nietos sino... cagados.

Pero el amor es así de loco,
y cagadores a veces se excitan con cagadas
y la especie no se conserva

[el hogar]
I
los alumbrados con genes cagados/res
pasan a ser los que develan el sexo de su progenie
(víctimas tal vez de su símil condición con el macho de una conocida especie animal)
siempre determinada por el sexo de sus progenitados/res
que acaba por determinar, a su vez, qué raza domina la casa.

Pues bien, entre los padres tíos abuelos cagados cagadores
cagados/res
los genes hicieron estragos
-crisoles según los entendidos en cuestiones de nominación-
y los primos hijos nietos ya casi pura cepa cagados/res
nos volvimos armas capitales y manos de s/obra.
La primera educación, dicen, viene de la casa.
Pero la socialización primaria viene en los cromosomas,
después es sólo sacarla a alumbrar.

II
En casa, particularmente,
pusieron una sola puerta de entrada y salida,
lo que redundaba en severos castigos paternos
por intentar de usar las numerosísimas ventanas
como puertas.
La puerta es está y ahora les cierro las persianas.
Porque es así y punto.
La arquitectura entendida por estos progenitores
conservaba en mayor medida cromosomas res que dos
pero aún así poseían el vil metal que nos nomina desde la época de los abuelos:
con la puerta y la fuente de ingresos y egresos
eran lo que se dice unos hacendados

III
como tanto jodíamos con las ventanas, se ve,
los ascendientes hacendadores deciden
volvernos fuentes de ingreso y volverse ellos
fuente de egresos,
con lo que la pintoresca casa se podría decir:
un ranchito no censado construido a la vera,
múltiples ventanas y una puerta,
una huerta de la hostia y fuentes por doquier.
Luego se comprobaría, al pasar la vía por allí,
que, el ranchito, como era de esperarse, era cosa de crotos.

[la escuela]
en vistas de que en el rancho, las cosas,
no iban para más. conquistamos.
los primos juntos a la escuela, NO.

La división por genes dos y res básica
para potenciar las diferencias y
multiplicar el producto,
sumando para el lado de los que suman
y radicando lo demás.
Así se matematizó en un principio.
y la lengua y literatura siguió:
división por genes para potenciar las diferencias.
división del trabajo en sociales, por los genes también.
De naturales, natural es, somos país ganadero.

Estas divisiones algo brutas se fueron puliendo
a medida que transcurrían los años
y cada uno se acercaba a la edad de percibir
su condición de cagado o cagador.

Entonces,
matemática se volvió las propiedades de los números
o un capítulo de la política financiera,
según descubriera magistralmente un local.
Lengua se volvió hablada y literatura...
no viejo, eso lo hay que conservar.
Sociales se volvió la historia de los caseros
que el rancho querían cuidar
(vs los cuentos del tío, que juraban otras cosas)
y geografía del culo (del mundo) y a veces del mundo (del culo),
cuyas nociones genebásicas como sabemos:
el río más ancho la erecta mesopotamia más estrecha
la pampa panza el pie de parado al Sur
el centro como siempre para pasear
el cuyo cuyo paseo parece en una ventana estar
y el Norte. que no tiene características notables
porque su se eclipsó con el alumbramiento nacional.

En naturales, natural es, somos un país
pro gre:
agrícolo- ganadero.

Las notas tomadas, en particular por mí, en esta escuela
no mucho han podido aportar a la socialización secundaria.
¡La educación es otra cosa... che!

[los amigos]
I
Si bien la tendencia secular es
ha sido
y será
cagados con cagados y los demás con los demás,
el fruto de la excitación jacobina chauvinista
de los cagadores en su fe a Zeus,
el Cagador Inicial por antonomasia
(al menos del que se tiene boleta, que, en este sistema, es lo único que prueba
veracidad),
los genéticamente alterados cagados/res
vinieron a desmontar el perfecto engranaje del sistema.
Desde el feudo epocal, el alumbramiento de estos seres
ha tomado el timón de los ranchos.
Para bien o para mal,
aunque insistan en utilizar la segunda opción.
Formados en la escuela cagadora, su mente
debidamente acompañada por su cuerpo, repele
o asimila tanta boludez.
Y devienen en cagados o cagadores.
O -lo más normal- cagadores por omisión
pero cagados por razón caguidal.

se dan muchos casos de traumas severos entre ellos,
donde la mente y alma se escisionan del cuerpo
y cada cual hace la suya: casos donde
el soma recibe el dogma de cagado y la psiquis acepta igualmente la plataforma cagadora
son altamente comunes
(y suelen votar gobiernos conservadores),
otros donde lo inmortal se revoluciona (con v de revelar)
y lo material continúa atado a su hacienda (con h de hipocresía)
(...y se los suele confundir con rebeldes). (con b de boludear)
Existen además otros casos,
quizá más extraños pero mucho más significativos,
en los que los develadores del sexo progenital
-si bien no necesariamente deciden-
ponen su culo en las bancadas cagadas
y les ofrecen su socialización secundaria
(y a estos no se los suele nominar,
que es la forma más estoica de nominar).

II
Particularmente, se me han ofrecido
todas las manzanas del Bien y el Mal
repetidas repetidísimas veces.
He tratado de morder todas
porque, de cualquier modo,
siempre está la opción escupir.
Las primeras que escupí fueron
las que exigen ser las únicas y las verdaderas.
Las que se dicen en una rama cuando en realidad están en otra.
Las demás que escupí, a la fuerza las volví a tragar.
por necio.
por jovenecio, joven, al fin.
Si bien el encomio de la necedad -como erásmico-
tiene sus justas razones al transcurrir -como erásmico-
se queda en la mitad.

III
La progenitación de cagados y cagadores
genera toda una suerte de trazabilidad histórica,
de donde surge que una cosa soy yo y mis algunos de primos
y otra bien distinta son los que están
haciéndose cargo, desde la escuela para acá,
del timón.
pero no de sus malos virajes.
Y aunque no se crea, muchas veces,
a esa cosa distinta la eligen
-no sé muy bien como qué manzana-
muchos progenitados bajo los genes
opuestos.

IV
muchos dos en realidad son res
y en aplicar esta división consiste
la sabiduría práctica que cambiará al mundo
(más allá de las sonrisas que propone el Dalai)

[la adolescencia]
La rebeldía post púbica
-cualquier adúltero sabe o debería-
es más autorregresiva que destructiva con los demás.
aunque.
La cosa es más o menos. Pero así.
No lo entienden, los padres.
Y coartan.
y nos hacen cortar la luz
para ocultar a los enemigos nuestra posición.
Nuestra posición es:
en la geografía del plata las Malvinas son argentas
desde que hubo que tapar el quilombo continental.
que coincide con mi nacimiento y mi adolescer.
y el fin del del país,
ocultado sin miramientos
-cual prurito o acné- por especialistas en el área:
los más pura cepa del güeveo nacional,
y quién no te dice, latinoamericanal.
güevones a todo huevo, los paladines del orden
ocultaron e hicieron ocultar a todo signo de rebeldía
bajo tierra en escuelitas en cualquier patio de atrás.
Todo aquel acné que denotara adolescencia
queriendo finalmente juvenecer
fue apretado
fe-roz-men-te.

Claro que todo adúltero sabe
las marcas de esta boluda práctica
también denotan inmadurez. total.

El reniego de la clase ¨padre¨
constituye el primer paso a la afirmación de la clase ¨hijo¨.
Que bien puede re-tomarlo luego. pero.
A hijo renegado se le aprieta el acné
se lo aprieta se lo aprieta
hasta que reviente su pusssss.


Particularmente,
tuve la suerte de no sangrar mi pus. sss.
No más de lo que se tolera.
Es una lástima que se toleren ciertos silencios
en cambio.
porque bien se sabe.
Manera de nominar.

[la juventud]
Finalmente debemos definir posición
en el partido cagados/cagadores.
Indefectiblemente.
Mente.
y cuerpo.
y cuente y merpo.

Del mismo modo que atravesamos tanta boludez,
una nueva división es a aplicar:
los que no deciden de qué lado
los que prefieren no decidir
y los que siguen su camino.
De los que logran atravesar esta suerte de matriz
sin ser papillados por el tamiz
de división entre divisiones
una suerte de madurez alcanza a percibir.

I
Sólo llegan algunos:
los que quieren y son dejados.
II
El camino es cada vez
más difícil de torcer.
III
Nada es reflexivamente
porque es
(aunque quizá, sí, porque no puede dejar de ser)
IV
Cada cual a su cargo y cruz.
V
las máximas (del mismo modo que las mínimas)
(pero al revés)
son una boludez.

[la emancipación]
Particularmente,
cagado/r por sexo,
primo por raza,
salame por elección
deber es chantajear años de positiva inculcación:
 reducción al absurdo:
las cosas nunca se dicen como son
pura
sencilla
e inevitablemente porque
nadie
sabe como son.
 silogismo:
si alguien sabe como son,
debe ser alguna clase de deidad,
por lo tanto
igual a Zeus
que es un cagador.

ergo:

tesis de emancipación 1: los 21 ya los tengo, pero eso nada cambió.
tesis de emancipación 2: la plusvalía se extrae de los cagados, de acuerdo con su relación respecto del trabajo muerto, o tasa de composición orgánica. Mientras más alta ésta, menor la tasa de ganancia. Por lo tanto, los centros cagadores hacen usufructo de los periféricos cagados: hay más boludos para laburar.
síntesis de emancipación 3: tenga por norma
tomar posición.

Algunas posiciones consistentes

I – Coherenciando…

conquista de mujeres y
en el fondo
solo por solo estar,
se nos vende porteños
y en el fondo
la chapa es patagónic-k,
la vuelta carioca y
en el fondo
igual no va a pegar,
la soja transgénica
y en el fondo
una gran Big Mak,
las buenas costumbres y
en el fondo
la moral ajena,
la media naranja
y en el fondo
el medio limón,
conquistar amarillitos y
en el fondo
el Sur desde siempre ya está,
admirar a Stanley K.
pero a la postre
también mirar Cróni-k,
el arte joven, el arte BA
y en el fondo
editorial Nueva Provinciá

Yo sé que
CEPAL en mano
a la postre
Marx a guardar,
pero Taragüí de casa
+ default = Mañanita pa´matear.

educa puercos y
en el fondo
hijos tendrás,
poesía poesías
y en el fondo
poesía poesiarás,
resuelve tramas
y el fondo...
jamás.

II – a los 20 sin posicionar

El facón requisado con palabras bonitas
engañado por las heridas abiertas,
y el ejercicio de la memoria marchita
con una nueva vaina y el viejo filo.

El cordón umbilical lo cortaron con un sable,
brillante y práctico, galante y sádico.
De este lado del cordón,
el valor de los días -dijeron-
equivale a vuestro facón.

Del poder de decir cortado
al poder de decir filtrado,
los pobres de espíritu obedientes
-paseando sus vainas finales-
aprendieron a acallar sus sables,
mientras el gran cañón nos rugía:
"de esta pólvora os he de vender".

El facón preservado escondido,
a razón de la pólvora podrida.
Alguna explosión en los campos,
y del poder del pueblo,
que ya no se vive.

"Más pólvora y más nueva" gritó el cañón
ofuscado
y la pólvora se hizo
delante de los ojos
delante del cordón
sepultando a los de atrás
por promesas de adelante.

"Te otorgo un insulto" oían los sables
al estar
sonriendo dentro de sus vainas
por haber sabido tal hierro forjar.

Aquí lo que no cierran
son los precios de las balas,
habrá que pedir las bullets
y entregar los fierros,
habrá que vender la chatarra
y eficientizar las vainas,
habrá que olvidar los facones
y carnear las relaciones.

Aquí, lo que el poder otorga
el pueblo quita,
pero la premisa de las simientes
fue pisoteada
con palabras eficientes
palabras privadas
y palabras payasadas.

Lo que la pólvora esconde
la pólvora destapa,
cual reguero antes hediondo,
se explotó entre los bancos,
dejó los sables viejos
y su filo vuelto óxido.

del poder del pueblo
al pueblo al poder,
sacaron el óxido de las vainas
y empezó la sedición:
de las bullets que corrían
y la pólvora que se iba,
los sablazos no benditos
sin palabras sobre heridos.

Y desde los bastiones del obediente servido,
se las vieron sin sus vainas
y se quedaron sin sus balas;
por abrir en las heridas otras nuevas
el facón popular otra vez blandido,
en un teatro de placas sin economisismos,
los hombres muertos
los aceros fríos.

Entre un bizarro libre albedrío,
la casa rosa teñida de rojo,
el gran cañón aúlla:
"¡las bullets que les dimos!
¡valen las balas, los fierros y sus hijos!
¡expliquen el poder tolerado,
pero paguen más pólvora podrida!"

En un desarmadero sin gracia,
en dos días se educa, come y vive,
en dos días el facón herrumbrado
sale a cortar relaciones
a pedir explicaciones:
los heridos son los aceros son los fierros,
son los hijos los erguidos,
en herrerías la requisas,
son ahora balas viejas
con cañones e insultos
y el poder

con el pueblo

a la vuelta de la esquina.

III - Movimientos pepétules

I

Fuerzo las articulaciones
y obtengo rimas,
atando con cera líneas
a tribulaciones,
insisto en estadística
entre los ambages
de decir vaciando
o callar pulcro y literal.

II

Puedo limpiar mi alfaguara
de sucia mirada
escorzando alfeñiques
al blandir el carbón retórico
desde alfiles reacios
para dorados alféizares,
puedo apretar la horquilla
sobre el alfajor,
aullar alfilerazos
contra las alfombras,
alfalfar alforjas alforzadas
alfabetizando alfaquíes...
o no.

III

La misión, preciados escribas, es
andar los caminos,
perderse en las calles
o retorcerse en casa,
enjuagando vuestras fajinas
sobre vuestra voluntad,
inatosigable de anhelos,
aún si el mordaz no lo ve.

IV

En cada fracción de instante.



POEMAS INÉDITOS

Historia naturabilis

¿qué manera o
qué maneras hay
de decir esto poéticamente?

Aún recordando cada palabra
de este texto
no lograríamos compensar
la energía que consumimos (para escribirlo/para leerlo)
y esta es la segunda ley de la termodinámica.

Si consideramos que para producir
el papel donde fue escrito
la tinta con que fue escrito
la luz con que
consumimos recursos renovables sólo
en algún grado,
el que generemos este texto
provoca más desorden del que había,
y este es el principio de entropía.

Luego,
este aporte a la concientización poética
del público al que va dirigido
aqueja, en alto grado, de problemas de eficacia.
A medida que conocemos el mundo
de las leyes físicas
menos entendemos qué hacer con ellas.

Notas de trabajo

- dar cuenta del proceso

ARTIFICIO
- ante la pregunta,
interpelarse
resolver, o no.
La poetización de;
resulta de trama de vectores
ARTIFICIO
surge de talento personal
ARTIFICIO
complejo, dimensiones que abruptas
engolosinan o coartan
crear la ilusión
de realidad
DISTANCIAMIENTO

- ante la pregunta, decía,
el preguntante.
A tragarse el caramelo solipsista.
(las tradiciones anarquistas han dado para todo)
(como las cooperativas)

- una suerte de tensión
a la que irreverente. negación
no resuelve [o sí].
Basta pensarlo como la negación
de lo idéntico,
para hacer factor común,
múltiplo común mínimo,
borrón y cuenta nueva.

dar cuenta o no.
O no dar cuenta o no.
O no no dar cuenta o no.
O una tesitura de lógicas difsuas,
las gramáticas castellanas, como formas de
expresar algún mundo
sin doble negación.

ARTIFICIO GENTIL
- sin garantía de sentido,
Estas notas no tienen fin.

La intempestuosa y sempiterna disputa
por controlar el entorno,
el mecanismo que por sus propias leyes
es capaz de autorregularse
y replicarse a sí mismo.

Pero: el primer principio motor.

La dimensión irreductible de conflicto
en las relaciones humanas
La obra se interpreta
la interpretan.

ARTIFICIO: la escribió alguien.

Con intención de volver a dar

Medios de producción

el papel, la tinta.
luz.
té negro. con miel.
alguna paranoia no bien resuelta,
el tiempo de vida
que asigné a la producción
de esta inspiración.

Modo de producción
Este proceso no es lineal.

la puesta al día de
todos patrones de belleza,
traicionados a la lengua
que hemos llegado a hablar.
una cuota que la misma sociedad adelanta
en perjuicio económico
de los actuales miembros,
para democratizar el acceso a los por llegar.
[condición necesaria pero no suficiente para libre entrada y salida]
(confrontar Ley de Cooperativas nº 20.337)




lo que no sé bien es
cómo elijo
entre lo que escribí este mes.

el azar. versus el orden,
de las tradiciones,
cuál comunidad madre imaginé.

--- o ---

Con esto,
fundamentalmente no hecho,
cuántos tés, haces de luz,
bits de energía en otras formas,
prismas o alambiques de lectura.

Este proceso, insisto.

Esfera de circulación

a) Las ferias de libros y remates como experiencia anticipatoria
¿a quién rendir
maestro de taller
culto de aprendiz?
Tanto plusvalor algunos generan
que permite la generación de tradición suficiente
para la reproducción ampliada.
b) el Che en Argelia:
“no debe ser el Comercio Exterior el que fije la política sino,
por el contrario, aquél debe estar subordinado a una política fraternal
hacia los pueblos.”
Tampoco aquí enunciarlo puede
controlar los límites
de implotación
de este bien.
f) nuevas matrices surgen
de casilleros vetustos.
y viceversa,
no te vas a creer
que medios y modos sólo permanecen.
m) Twist&Shout no es un tema de Tinelli
j)
23) Insisto, proceso insistencia.

mensajes supralimales
de los de HiCola tb.

La manía de suponer transparencia

La sensación de las lentejas del mediodía
a través del paladar
baja por la garganta que no encaja
en el cráneo

Y ese momento
como otros miles,
irrepetibles trayectos,
yo escribiendo, quién más leyendo.
intransferible experiencia.
Grados centígrados sentir
las diferencias
la distinticidad
único
(como otros)
.

Miles de Nosotros yoizados atentos
al Negocio que nos reúne
sin perjuicio del precio –no hay
cenas gratis- lo que vale
¿Quién describe Cómo?
Luego (o Durante) hacer como-si,
partir de entender, querer/nos/entender,
hablar escribir dibujar cantar
cada cual con su acento [aún sin su diéresis],
caminar comer conjugar cuerpos.

La luz del sol,
vida y refracción,
su interpretación es el artificio.
Haber/lo dicho.
Deber/nos dijo, dijimos, dije,
diciendo.


Francisco Cantamutto


Nací la mañana del 4 de Mayo de 1982, en medio de la bravata militar de Malvinas. Bahía Blanca ha sido el centro gravitacional de mi residencia hasta el momento. Como “Breve reseña curricular”: licenciado en economía, estudiante de la licenciatura en filosofía, docente e investigador en la Universidad Nacional del Sur. Miembro de la Cooperativa Editora El Calamar, con la cual edité el libro “Trayectos y circunstancias de emancipación”. Hay un montón de cosas interesantes que me gustaría hacer, pero eso aparecerá en futuras biografías. Por ahora, con esto más o menos, se entiende, no?

No hay comentarios.: